Generación BTF , no gracias…

Generación BTF , no gracias…

Generación BTF , no gracias…

Hace unos días mi hija mayor Sara, que tiene 7 años, vino a casa llorando del colegio, estaba entre triste y enfadada porque una compañera del cole le había dicho que no sabia bailar, en otro momento seguro que yo le hubiera mentido (con todo mi amor…) y le hubiera dicho cosas como: “no hagas caso cariño, tú bailas muy bien…” o “pues dile a esa niña que se meta con otra…” o “no le hagas caso  es una envidiosa…”

Pero después de entender como funciona nuestro cerebro y lo importante que son las asociaciones mentales que hacemos de niño, he decidido que mi hija no va a ser de la generación BTF (baja tolerancia a la frustración). Y con todo el amor del mundo le conteste: “cariño es que tú no bailas bien, la música va por un lado y tú por el otro”.

Ella me miro enfadadísima y me dijo “Así no me ayudas mamá” y las mamás que escuchaban nuestra conversación, asentían con la cabeza y me miraban con cara de “Menuda madre esta, de donde habrá salido”.

Yo le sonreí y poniéndome a su altura y mirándole a sus ojitos llorosos que me partían el corazón , le explique: Mira Sara, tu don no es el baile y esta nena del cole lo ha visto, lo único que ella ha hecho ha sido decirte lo que ve, no quería ofenderte ni meterse contigo, solo te ha hecho de espejo y te ha dicho la verdad.

Si tú quieres bailar bien, tendrás que practicar y aprender y yo estoy dispuesta a llevarte a algún sitio que te enseñen, a una academia de baile, por ejemplo, ¿quieres ir?
Me miro y me dijo: “no mamá, a mi me gusta bailar para divertirme, pero no quiero ser bailarina”, pues bien, entonces la próxima vez que esta nena te diga que bailas mal, le has de decir que ya lo sabes, pero que te lo pasas bien y que te gustaría seguir haciéndolo con ella y seguro que ella lo entiende y no te lo volverá a decir y asi sucedió.

Tenemos que enseñar a los niños a aceptar sus limitaciones , siempre dándoles la oportunidad de mejorar, pero con capacidad de aceptar la crítica y la frustración para convertirlos en adultos fuertes y capaces de levantarse una vez más de las que se caen.

Si te has sentido identificada coméntalo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR